Este año lazamos nuestra campaña ABC Creator, un concurso para que jóvenes de todo el país mostraran su talento y su forma de ver la vida a través de la moda. ¿El objetivo? Customizar una de las letras que conforman la palabra AMERICANINO ¿El premio? Un viaje para dos al increíble Machu Picchu.

Alrededor de 400 participantes dejaron plasmada su creatividad, estilo y sello en nuestras letras, pero solo una fue la ganadora: la N, diseñada por Juan David Zapata, estudiante de diseño de la Universidad Pontifica Bolivariana de Medellín. Este paisa descrestó con un collage de piezas de cartón, barcos y una extracción de mapas en su customización y ganó por mayoría de likes en nuestra página en Facebook.

Juan David Zapata, el ganador de nuestro concurso ABC – Creator, nos cuenta cómo fue su viaje a los lugares más emblemáticos de Perú, junto a su hermana Melisa Zapata, el pasado 30 de septiembre. Una experiencia llena de cultura, comida, historia y anécdotas por contar.

En palabras de Juan David…

La capital, Lima, nos recibió con frío, pero Meli y yo íbamos preparados para soportarlo. Nos quedábamos solo dos días en esta ciudad y queríamos aprovecharlos, por eso decidimos salir, luego de llegar del aeropuerto, a conocer los bares y restaurantes cercanos al hotel. Nos sorprendimos al darnos cuenta que habían muchos locales de pizza, con karoakes en su segundo piso.

Al siguiente día realizamos el tour por la ciudad, conocimos la Plaza de Armas, museos y por supuesto más de la historia de este lugar. Finalizando la tarde recorrimos el Centro Comercial Larcomar y disfrutamos de la deliciosa comida de mar que caracteriza a este país. Queríamos ir a la playa y decidimos bajar por unas escalas empinadas para llegar, caminamos por un largo rato y disfrutamos de la vista.

img1-amcnoblogperu_nov-s3-04

De Lima, me sorprendió, que a diferencia de Medellín, no hay casi motos en las calles, y que la ciudad es nublada casi todo el tiempo. Definitivamente una ciudad diferente que vale la pena conocer.

La aventura por Cuzco comenzó el tercer día. Nos recibieron con hojas de coca para masticar en el aeropuerto, y evitar el soroche. Luego realizamos un tour por la ciudad, conocimos el Templo del Sol y los lugares más importantes de la cultura Inca. Nuestro recorrido estuvo rodeado de la lana de alpaca, apetecida por turistas de todo el mundo por su suavidad, pero comprada por pocos por su alto costo. Llegó la noche fría en Cuzco y salimos a caminar a la plaza. Probamos la carne de alpaca, ¡deliciosa! pero no nos atrevimos a comer cuy.

img2-amcnoblogperu_nov-s3-05

Al día siguiente, a una hora y media de Cuzco, nos esperaba un tour arqueológico por Maras y Moray. Este último, es una obra maestra de andenes circulares que van subiendo poco a poco y que fueron un experimento agrícola de los Incas. Cuando ellos se dieron cuanta que en cada piso la temperatura cambiaba, decidieron cultivar diferentes tipos de papas.

Llegó el quinto día, el más esperado: era el momento de conocer Machu Picchu. Era mi primera vez en tren y definitivamente valió la pena. Aprendimos muchísimo, por ejemplo que Machu Picchu es el nombre que le dio el norteamericano Hiram Bingham cuando lo descubrió, y que significa “Montaña vieja”. Que las llamas no son originarias de este lugar, sino que las trajeron para un comercial y allí se quedaron entre los turistas.

img-3amcnoblogperu_nov-s3-06

Caminamos muchísimo y recorrimos un lugar que todos deberían conocer, y por el que este viaje tuvo realmente sentido. Me di cuenta que las mejores experiencias llegan cuando no las esperas.

¡No te pierdas algunas de las mejores fotos que logró capturar Juan David con su lente!

img4-amcnoblogperu_nov-s3-07