IMG_7893
IMG_7892
   
“Salir a tapear” o “ir de tapas” son dos formas en las que los españoles se refieren a uno de los planes más tradicionales y comunes de su país. Es sinónimo de salir con amigos y pasar el rato mientras se degustan pequeños bocados llenos de sabor, acompañados de alguna cerveza o un buen vino. Se sirven frías o calientes, en su mayoría sobre pan francés, y por lo general las regalan por la compra de alguna bebida.
   
                 

Napolitana:

Ingredientes: 2 Tomates, 1/2 pan francés, queso mozzarella, albahaca, vinagre balsámico y aceite de oliva
                       
Comienza partiendo el pan, y el tomate en rodajas no muy anchas. Pon encima de cada trozo de pan el queso, el tomate y una hojita de albahaca. Si deseas puedes ponerlo en el horno por unos minutos, o dejarlo frío. Al final, rocía tu tapa con aceite de oliva y vinagre balsámico.
   

Jamón Serrano y Queso Brie:

Ingredientes: 8 láminas de jamón serrano, 1 queso brie, ½ pan francés y pasta de tomate
     
Precalienta el horno a 180 ºC. Corta el pan en rodajas y ponle el jamón y un trozo de queso fino, cortado a lo largo. Añádele una cucharadita de pasta de tomate y llévalo al horno por 5 minutos. Sirve tus tapas calientes, inmediatamente estén listas.  
Si eres amante del vino y la buena comida, seguro sabrás la importancia de un buen acompañante. La sangría funciona muy bien.
 
 
   
Pon el zumo de limón en la nevera y guárdalo para el final. Exprime una de las naranjas y combina su zumo con el vino y el azúcar en una jarra. Corta la otra naranja en rodajas, la manzana en cuadritos pequeños, las uvas por la mitad y separa algunas cerezas del almíbar. Mezcla todos los ingredientes, revuélvelos bien y déjalos reposar durante una hora. Antes de servirla, agrégale el zumo de limón y si deseas ponle un poco de hielo.