Las recetas dulces son ideales para Halloween, y los mazapanes son una preparación tan tradicional como esta época. Para prepararlos solo necesitas algunos ingredientes, que seguro, tienes a la mano.
 
                       
Mezcla con tus manos la leche en polvo, el azúcar pulverizada, y la leche condensada, hasta que quede una masa homogénea y fácil de manejar. En caso de que esté demasiado pegotuda, puedes agregarle poco a poco leche en polvo, hasta que la sientas con buena textura. Por último agrégale la esencia de almendras y vuélvela a amasar. Pon la mezcla sobre una superficie plana y divídela en diferentes porciones para agregarle, a cada una, un color diferente. Para las calabazas de mazapán debes empezar haciendo bolitas, con ayuda de un palillo presiona la masa para generar rayas alrededor y darle forma a la calabaza. Por último puedes hacer hojas de color verde, y un tallo de color café.
                     
Para crear momias solo tienes que hacer bolitas color negro. Deja un pedazo de mazapán de su color natural, amásalo con un rodillo para que quede muy delgado, y con un cuchillo corta tiras no muy anchas. Enróllalas en las bolitas y deja un espacio para pegarle los ojos. Hazlos con dos círculos en diferentes colores, uno más pequeños que otro. Esta receta es perfecta para las fiestas de Halloween, es fácil de hacer, muy económica y va súper bien con la temática de la temporada.