Abres tu armario y buscas qué jean ponerte, casi siempre hay uno del que aún no has podido deshacerte, sientes que aunque sea un poco viejo, algún día lo necesitarás. Pasan meses e incluso años y nunca volviste a usarlo pero por nada del mundo te atreves a botarlo o regalarlo. ¿Qué hacer con él? ¡Conviértelo en una falda! Solo sigue estos pasos y dale un nuevo aire a esta prenda.

Solo necesitarás:

Un metro

Agujas

Lápiz

Hilo

Tijeras

df1

¡Mide!

Antes de comenzar mide con el metro el largo en el que quieres que quede la falda. Hazlo desde tu cintura o desde la altura en la que comienza el jean hasta tu muslo.

Luego marca este la medida que tomaste.

df2

¡Corta!

Ahora sí, es momento de cortar tu jean cuidadosamente por la marcación que realizaste en cada pierna.

jf3

¡Más tijeras!

Luego de que haya quedado como un short, debes cortar alrededor de las costuras gruesas de la entrepierna hasta donde termina la aletilla, es decir, hasta donde está el cierre o los botones. Haz lo mismo por la parte posterior.

df6
d5
 

¡Cose!

La parte delantera queda abierta, así que debes tomar los extremos y coserlos con un hilo de un color neutro. La idea es que la costura quede adentro. Recuerda hacer lo mismo atrás.

df7

Ahora el jean de siempre quedará perfecto para usarlo en vacaciones o los días de verano.

df9